Abril Peluqueros

Música y dibujos para un mejor asesoramiento de belleza

Abril Peluqueros es un centro de belleza de la ciudad de Valladolid. El local abrió sus puertas en el centro de la ciudad en 1999 y desde entonces ha peinado a cientos de clientes, asesorándoles en cuestiones de imagen y peluquería. En esta peluquería pasan tanto hombres como mujeres y niños y realizan desde cortes a coloración, peinados, maquillaje o recogidos, entre otros servicios.


Hace ahora unos seis años, Carmen Gallego, la dueña de este negocio, decide apostar por la televisión de pago en su zona de espera, donde también sirven café, para dar un servicio de valor añadido a sus clientes.

Aunque el negocio funciona con petición de citas con el fin de tener más organizado los horarios y turnos de trabajo, existe una sala de espera en la que hacer más cómoda la experiencia de quienes visitan Abril Peluqueros. “Queríamos tener en la sala de espera una nueva opción para que la gente pudiera estar entretenida”, explica Carmen Gallego. Básicamente, en la televisión de la sala de espera de esta peluquería se pueden ver los vídeos musicales de diferentes canales, aunque también son muchas las veces que aparecen los dibujos animados, especialmente cuando hay que cortar el pelo a un niño pequeño o cuando las clientas acuden con sus hijos a la peluquería. “Es una manera muy cómoda de que los niños se queden entretenidos en la peluquería”, verifica Carmen Gallego.

abril_peluquero

Son muchos los establecimientos que optan por tener un hilo musical o estar pendiente de un CD de música. Sin embargo, Abril Peluqueros optó por la televisión de pago de Vodafone, entre otras cosas porque es una opción que evita problemas. “Con otro tipo de reproducciones musicales puedes tener ciertos problemas con los derechos de autor. Al tener la televisión de pago no tengo que preocuparme de todas estas cuestiones y simplemente puedo poner los vídeos musicales como una atención y valor añadido a mis clientes”, explica la dueña de este negocio.

Aunque es cierto que hay mucha gente joven pendiente de las pantallas de sus móviles o que únicamente escucha la música, muchos otros sí que siguen con atención los vídeos musicales.

Sin embargo, cuando aparece un niño por el local se cambia el canal para poner dibujos. “Tengo la televisión de pago precisamente para esto, porque me ayuda mucho a que los niños se entretengan y así poder atender yo mejor a los clientes, ya sea el propio niño el que se va a cortar el pelo o bien a sus progenitores”, explica Carmen Gallego. “Podía haber apostado por una consola de videojuegos, pero creo que es más útil y eficiente tener la televisión de pago ya que vale para todos los públicos”. Además, esto también le permite más variedad en los capítulos que se ven, puesto que no son tan repetitivos que cuando tienes que utilizar un DVD.

Este hecho, además, ha conllevado que, tal y como reconoce esta empresaria, “muchos clientes me han agradecido el que tenga esa televisión de pago para que así sus hijos puedan estar entretenidos mientras realizamos nuestros servicios”. Otros simplemente dicen estar “igual de a gusto que en el salón de su casa”.

También te puede interesar